Aplicaciones

Por qué tener una app?

Razones para crear un app

Los propietarios de pequeñas empresas a menudo creen erróneamente que las aplicaciones móviles solo valen la pena para las grandes empresas o determinadas industrias.

Por lo general, piensan que una aplicación de este tipo es demasiado cara o demasiado específica para sus necesidades, y piensan que un sitio web generalista es suficiente.

Esto está lejos de la verdad en la actualidad. Casi cualquier empresa, independientemente de su industria o tamaño, puede beneficiarse de las aplicaciones móviles.

Estas son cuatro razones por las que invertir en aplicaciones es lo mejor que podés hacer por tu negocio.

1. Compromiso con tus clientes: Las aplicaciones móviles brindan a las empresas oportunidades para interactuar con los clientes en tiempo real a través de perfiles de usuario e información valiosa sobre la ubicación y otros datos demográficos. Una aplicación eficaz significa clientes felices y comprometidos, que normalmente se pueden convertir en clientes compradores.

2. Promocioná tus productos y servicios: La investigación de mercado muestra que los clientes tienen una visión más positiva de las empresas que proporcionan aplicaciones móviles que las empresas que no ofrecen aplicaciones móviles. Una aplicación puede hacer que su empresa se destaque y le ayudará a establecer relaciones con los clientes. Además de promover su marca, las aplicaciones también pueden ayudarlo a promover productos y servicios para impulsar las ventas. Por ejemplo, si posee una marca de ropa y tiene una aplicación que brinda información sobre la ubicación del usuario, puede enviar cupones de descuento a los clientes en las tiendas cercanas para incentivarlos a comprar allí.

3. Maximizá el retorno de la inversión: Es posible que te preguntes si podés pagar una aplicación móvil para tu negocio, pero es posible que no puedas permitirte no invertir en una aplicación. Los análisis de mercado indican que el costo promedio de crear aplicaciones es menos del 1% de los ingresos comerciales. Aunque el costo de desarrollar una aplicación puede parecer abrumador, palidece en comparación con la marca y las ventas adicionales que puede generar. Además, actualmente existen alternativas adaptables a los presupuestos mas modestos. Ver artículo: Distintos tipos de aplicaciones

4. Ampliá tu base de clientes: Seguramente ya tengas un sitio tradicional, pero la tendencia se está moviendo hacia la búsqueda y navegación móviles, quedando la computadora cada vez más relegada a necesidades puntuales, en general relacionadas con la cantidad de información a visualizar y por ende al tamaño de la pantalla. Es previsible que las empresas que no tienen aplicaciones móviles ni webs de diseño compatibles con dispositivos móviles, puedan quedar pronto obsoletas en el mercado. Es más, las aplicaciones móviles, en especial las que están integradas con las redes sociales, pueden llegar a un grupo demográfico más joven que de otro modo nunca se encontrará con tu negocio.

En consecuencia, ofrecer a tus clientes una aplicación móvil te permite aumentar la visibilidad y el tráfico que es uno de los objetivos principales de cualquier estrategia de marketing digital. Este incremento de visibilidad te permitirá ampliar tu base de datos de clientes. Además, el hecho de tener un app permite segmentar y llegar a usuarios de diferentes perfiles dependiendo de su comportamiento, ubicación, edad, intereses, etc. Logrando un vínculo estrecho con cada cliente, que ya no se limita a lograr una única compra, sino que es una herramienta esencial para el seguimiento y la oferta de nuevas oportunidades de compra. 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − dos =